jueves, 6 de agosto de 2009

Para que escribimos?....


Si yo creyera que este mundo en el que vivo es perfecto, exacto, y preciso. No tendría ningúna necesidad de escribir. No habría nada que decir. Nada que analizar. Nada que pensar. y nada que hacer. Escribir estaría de más y sería una ociosa tarea.


¿que podría decirte? ¿Cuál sería el mensaje?, ¿Conque propósito lo diría?, ¿Para que dirigirme a ti o a cualquiera? . Ciertamente no habría nada que decir, porque todo sería perfecto.


Escribimos sin embargo, porque hay algo que tenemos para decir. Porque no está todo dicho. Escribimos desde la adhesión y el disenso. Escribimos desde el placer y el desencanto. Desde el saber y desde la ignorancia. Desde el poder y desde la impotencia. Escribimos en suma desde lo que somos, llenos de contradiciones y de ambivalencias.


Escribimos, porque somos parte de este mundo. Escribimos porque pertenecemos a esta familia a la que llamamos humana. Escribimos porque estamos en este universo. Y porque es nuestra manera de unirnos a todo lo existente. Escribimos, en lugar de aislarnos, de ser indiferentes, de volvernos cinicos, desalmados, inservibles, o incompetentes. Escribimos porque somos cobardes y también porque somos valientes.


Escribimos porque nos atrevemos a soñar un mundo mejor, para nosotros, para nuestros hijos, para nuestros amigos y parientes, y para todos los seres humanos que nos sucederán mañana, seguramente. Sembramos con palabras las ideas para vivir una vida diferente. Nos atrevemos, nos exponemos, nos arriesgamos, en medio de la gente.


Escribimos porque sabemos, intuitiva e interiormente, que este mundo fué hecho para el bien de todos, y para el provecho de toda la gente. Escribimos para proteger la vida, en todas sus formas y variantes. Escribimos y opinamos, para que nuestra casa (Esta vida) sea mejor de lo que fué antes. Escribimos para definir, para reflexionar, para replantear, para ensayar, para equivocarse, para aprenderse, para superarse, para emocionarse o para estremecerse.


Escribimos, Para superar las armas, los atentados, la barbarie, la miseria, el engaño, la tortura, y también la muerte sea esta fulminante, o sea un morir lentamente. Escribimos para vivir. Para la vida.


Escribimos para contar, pesar y medir. Para juzgar y ser juzgados honestamente. Para ordenar en nuestras almas distinguiendo lo descartable, lo transitorio, lo importante, y lo que será significativo permanentemente.


Escribimos para sumar. Para multiplicar. Para elevar a la enesima potencia. Para diseminar el bien, para sembrar el conocimiento, para dar a conocer la ciencia, para conservar la cultura, para despertar la sensibilidad en el arte y en la música.


Escribimos para ayudar. Para enseñar. para sostener. Para hacer amistad. Para amar.


Escribimos para ser.


himno para la paz