sábado, 12 de septiembre de 2009

El enojo.

amamé cuando menos lo merezca
Porque será ese el momento
en que más lo necesite.
( Tomado de internet)

El enojo es una emoción humana natural. El enojo nos puede enseñar quienes realmente somos, que es lo importane para nosotros y la manera de lidiar con la adversidad y la frustración. El enojo también es una de las caracteristicas internas más destructivas. Nos puede dañar a nosotros mismos y a los demás.




Hay algo que hace enojarse al ser humano mientras busca lo mejor para si y para los demás. Me da la sensación como que en estas épocas estamos como más “sensibles”, cualquier motivo hace que reaccionemos, nos enojemos. Esto lo vivimos a todo nivel, a nivel de familias, de lugares de trabajo, a nivel de nuestros dirigentes, en nuestros pequeños o grandes grupos donde nos desenvolvemos.




Esto me lleva a una reflexión: “por qué no se enoja por motivos mucho más profundos y esenciales”.




- Un padre y una madre de Familia que se enojan por muchos temas, realmente se enojan por lo esencial? Su enojo es siempre en busca de lo mejor para sus hijos, se enojan para tratar de buscar por todos los medios los tiempos para poder estar junto a sus hijos, poder escucharlos, acompañarlos, interesarse por lo que les está sucediendo? O sus enojos pasan por reacciones cuando ya las cosas no se pueden evitar, cuando ya es tarde, o simplemente porque “molestan” sus comodidades?




- Un jefe, se enoja en su trabajo solamente porque la tarea está bien o mal hecha, o también se enoja preocupándose que cada uno de los empleados esté en un ambiente tranquilo que le permita trabajar y aportar al máximo sus capacidades?




- Nuestros dirigentes sociales, políticos, funcionarios, que tanto se enojan por la opinión de aquél que no piensa lo mismo, o que quiere desde otro lugar aportar para la mejor marcha de la sociedad, se enojan de la misma manera ante el dolor de los que sufren, ante los niños que se mueren de hambre, antes los ancianos que están abandonados, o aquellos que deben estar horas esperando para que les den lo que les corresponde?




Y así podríamos seguir enumerando y preguntándonos por tantos motivos por los cuales nos enojamos, y sinceramente no sé si todos valen la pena, o si nuestros “enojos” que a diario vivimos nos llevan a preocuparnos y entregar nuestros esfuerzos realmente en búsqueda de soluciones que son tan necesarias.




En realidad la mayoría de los que estarán leyendo esto saben que el enojo generalmente es con uno mismo, porque las cosas "no salen como uno quiere", porque no dije lo que quería decir en el momento adecuado, porque estoy harto de desear cosas que nunca consigo, y en fin todo lo que se quiera agregar a esa especie de estado de frustración constante que se maneja en estos casos.




Y el signo más destacado en el enojo, es el grito. Enseguida levantamos la voz.... ¿ Porque gritamos cuando estamos enojados ???..... Gritamos, porque en realidad, es cuando estamos más lejos el uno del otro..... Cuando menos nos escuchamos..... Cuando más nos desesperamos....... Cuando más solos e incomprendidos nos sentimos..
Ten muy en cuenta, que yo, jamás pierdo mi tiempo enojandome con alguién que no me interesa.....




himno para la paz